La presidenta de la Asociación Madrileña de Atención a la Dependencia (AMADE), Pilar Ramos, ha intervenido hoy en el programa “120 minutos” de TeleMadrid para hablar sobre el uso de sujeciones en las residencias de personas mayores. Asimismo, ha abordado la  vacunación de profesionales en los centros residencias.

Respecto a la polémica surgida sobre el uso de sujeciones en centros residenciales y el anuncio de la fiscalía que pretende comenzar a vigilar esta práctica, la presidenta de la patronal madrileña ha asegurado que no es habitual el uso de sujeciones en los centros. Además, ha subrayado la importancia del vocabulario: “Nunca se ata, ni en residencias ni en hospitales. Se trata de contenciones o sujeciones, una práctica muy particular que se realiza siempre bajo prescripción médica. Además, se revisa cada mes y siempre se cuenta con la autorización de la familia”.

Es más, Ramos ha asegurado que la mayoría de los centros trabajan en ir eliminando las sujeciones. “No puedo hablar por todos los centros, pero es la dinámica y cultura más extendida. Incluso más que en los hospitales, ya que tenemos protocolos muy rigurosos”, ha apuntado. Por todo ello, ha pedido que no se alarme al familiar que tiene que tomar una decisión y que no se empañe el trabajo que realizan los profesionales.

“Nos parece estupendo que la fiscalía intervenga cuando un profesional o un centro no lo esté haciendo bien”, ha declarado. Por eso, Ramos pide rigor a los medios de comunicación cuando se aborde este tema.

Vacunación de los trabajadores

La presidenta de Amade reconoce que existen profesionales de atención directa que no están vacunados, “lo que supone una falta de responsabilidad hacia el trabajo que hacemos con los más vulnerables”. Por ello, Ramos ha hecho un llamamiento a todos los trabajadores que aún no se han vacunado para que lo hagan porque es “en beneficio de todos y, sobre todo, de los mayores”.

Respecto a la posibilidad de solicitar el pasaporte COVID, Ramos considera esencial “que asumamos nuestra responsabilidad”. Además, entiende que es fundamental continuar con las medias de seguridad, como el uso de la mascarilla y mantener las distancias; pero ha destacado “la importancia de la cercanía y el contacto de los residentes con sus familiares. No podemos limitar ese contacto, aunque es necesario que extrememos las medidas mientras el COVID siga circulando”.