La Asociación Madrileña de Atención a la Dependencia (Amade) trabaja para la creación de un modelo asistencial dirigido al mayor dependiente que vive en su casa articulado desde los centros día. Según explica su directora general, Inmaculada Cerejido: “Los centros de día son agentes terapéuticos y socializadores que dotan de sentido el día a día de un mayor dependiente, sin embargo, aún no son suficientemente potenciados”.

Por ello consideran importante darle visibilidad y poner en primera línea este recurso, centros de día, que quizás ha sido poco entendido. “Han sido erróneamente considerandos espacios para cuidar a los mayores mientras la familia cumple con sus obligaciones, o como un paso previo a la residencia”, asegura Inmaculada Cerijido, pero esta profesional insiste en que es necesario conocer cómo se trabaja en estos centros y los principales beneficios que aportan a las personas mayores, entre los que se encuentran las mayor autonomía y bienestar y la contribución a un envejecimiento activo.

Con el objetivo de dar visibilidad a este recurso asistencial, esta mañana Amade ha acompañado a varios miembros del grupo parlamentario de PP de la Asamblea de Madrid a una visita al centro de día SalusMayores Pozuelo -centro socio de Amade-, donde han podido conocer de primera mano las propuestas terapéuticas que realizan, los equipos profesionales multidisciplinares que intervienen con los mayores (médicos, enfermeras, psicólogos, fisioterapeutas, trabajadores sociales, terapeutas ocupacionales) y la organización diaria para una atención centrada en las necesidades personales de cada usuario.